Carta de amor in()condicional

Tengo un corazón galopante y sin montura, que te escribiría en los bordes del delirio versos a pie de página, con consonantes mudas que se leen con ojos cerrados, en aras de un pálpito que recorrería las venas hasta atrapar el suelo, y por temblar, temblaría hasta tu aliento. Y derrapando en el sudor de una lágrima que te viera sonreír, encerrado entre tu pelo y la pared, deshojaría párrafos huérfanos de tinta y papel a orillas de una caracola sin playa ni arena en los pies, pronunciando lo que no me atreviera a escribir.

Tengo un corazón que no olvidaría tu nombre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Carta de amor in()condicional

  1. Nuna dijo:

    Un corazón que late a rienda suelta… al trote, al galope, al paso… según la ocasión. Quien fuera jinete de un corazón galopante… por amor!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s