Tatuaje fingido

¿Y si  no fuera tan fuerte? Si me hundiera en las alfombras movedizas del salón de tu mirada, ¿qué me dirías?. Tal vez los tatuajes de marinero que me crecieron al sostener los pilares de muertes anunciadas, son sólo tinta sudada, que se seca y se olvida, que encoje con el agua salada. ¿Y si no fuera tan fuerte? Si no puedo caminar por la cuerda floja sin mirar el suelo que me viene de frente, si hago trampas cuando escribo cartas de naipes marcadas con palabras bajo la manga del pantalón, si tropiezo y me olvido de caer, si el espejo es el primero en mentir…¿qué me dirías? ¿qué me dirías si te confieso que no soy tan fuerte? Tal vez nunca lo fui, puede que sólo sepa aceptar, que no consentir, que tengo grietas que conducen a vías muertas y enterradas.

Quizá no soy tan fuerte, quizá sólo he aprendido a caminar entre gigantes sin sentirme pequeño… al menos la mayor parte del tiempo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tatuaje fingido

  1. Nuna dijo:

    Cada día enmarco mis ojos con un contorneador de color… destaco mi mirada a gople de tinta. Qué me dirias si esas líneas desaparecieran… si me vieras llorar y las lágrimas borraran el perfilador. ¿Qué me dirías si me vieras sin maquillar el defecto y la debilidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s