Vinagre y sal

Yo no escribo.

Cincelo con las llagas de mis dedos estatuas de sal en la piel, que cuentan de viva voz los surcos de mis pies descalzos, por donde ahora crece la hierba. Tallo estatuas de momentos congelados en un largo invierno de primavera negada, del ocaso y redención de las hojas caducas del calendario, de días pasados, con su pena y su gloria, que se filtran por las tierra ajada de mis manos.

Esculpo figuras de sal, para el día en que quiera girar la vista…

… y mirar hacia atrás.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vinagre y sal

  1. NenaNuna dijo:

    El dolor esculpe en sal… sedimento de donde antes hubo lágrima

  2. Ahora sabes de dónde he sacado la sal que acumulo en sacos de arena.

    Lo admito, me has dejado en jaque con esa frase tan emotiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s