Carta de amor a quien lo lea.

Tengo un corazón latiente, de dos ventrículos y cinco balas, que respira en lo profundo de un pecho herido de ansiedad, que escupe palabras en venas dibujadas en tu espalda, sudores calientes de lágrimas vivas de fuego en papel mojado.

Tengo un corazón maltrecho y apuntalado, que vive por vicio, se queja por placer, y aguanta el llanto de haberos conocido en vida.Y brinda por vosotros con besos de la laguna Estigia, y no deja que supuren vuestras heridas, que son sólo mias, que son sólo vuestras… que son el último recuerdo que me queda. Brinda, brindo, y vuelve a brindar.

Tengo un corazón en el puño de cada mano, una dibuja, la otra escribe, las dos te abrazan. Una finge que ha olvidado, la otra finge que ha sonreido, una llora por tus muertes, la otra por no callar, una dibuja errores a lápiz, y la otra te escribe sin firmar.

Tengo un corazón que no duerme, pero sueña. Un corazón con un un parte de desahucio, un póker bajo la falda que me dejó sin aliento,  una cajón lleno de suspiros, besos atrevidos con la boca del revés, miradas secas de pupilas agrietadas. Tengo un corazón que no duerme, pero sueña con poner nombre a mis poemas de amor ajeno.

Asi que….

No me despertéis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Carta de amor a quien lo lea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s